Tengo el placer de ofrecerte:

El concepto de Registros Akáshicos es importado a Europa procedente de la cultura ancestral hindú gracias al filósofo y humanista Rudolf Steiner, entre otros. Erwin Laszlo, físico, pianista y profesor, retoma a su vez las premisas de Steiner y publica varias obras sobre esta cuestión. En ellas demuestra la naturaleza y existencia de este lugar. Gracias a esta demostración Laszlo fue nominado en 2 ocasiones al Premio Nobel de la Paz.

 

Los Registros Akáshicos son algo natural para nuestro ser interno, ya que allí radica la Memoria de las Almas. Se trata de un lugar de amor absoluto situado en un plano de vibración sutil, muy elevada, donde se almacena la información de todo lo que tiene, tuvo y tendrá existencia. En los Registros o Archivos Akáshicos reside absolutamente todo sobre cualquier cuestión que tenga existencia. Los Registros poseen, además, un magnífico poder sanador y su acceso es completamente abierto y libre a todos.

 

En una sesión de Registros puede consultarse cualquier cosa que nos sea importante: desde obtener información para conocernos completamente y poder así alinearnos y crear abundancia y felicidad en nuestras vidas, hasta consultar sobre cualquier cuestión o problema que nos afecte. Desde los Registros se trabajan las causas sutiles, energéticas, emocionales, karmáticas, etc. de estas cuestiones, que pueden englobar problemas de salud, de relación: pareja, familia, amistad... cuestiones monetarias, laborales, legales. Se puede también limpiar karma y encontrar información valiosa sobre la misión de vida.

Somos seres divinos en una experiencia humana, no seres culpables ni sufrientes, como hemos creído durante tanto tiempo... los Registros son un enlace, una toma de realidad respecto a nuestra verdadera naturaleza álmica, divina. Porque somos seres divinos, con libre albedrío, y es con nuestras elecciones que construimos nuestra vida y podemos crear equilibrio, amor y coherencia, si así lo decidimos.

 

Tenemos la capacidad, la fuerza y los dones de base necesarios para conseguir lo que nos propongamos, sin ningún tipo de duda. Los Registros están ahí para orientarnos en el cómo.